Martes, 12 de diciembre de 2017

(San Juan)- El gobernador interino, Luis Gerardo Rivera Marín, le expresó a Philip Alston, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para investigar la extrema pobreza y los Derechos Humanos en Estados Unidos,  que el estatus político actual de la isla impide un mejor desarrollo para Puerto Rico, lo que influye en los niveles de pobreza de la Isla.

 

Luego de una reunión, en la que estuvo presente el exgobernador Pedro Rosselló González, Rivera Marín dijo que sin duda alguna, la condición de pobreza era peor antes de que la Isla pasara a ser territorio de los Estados Unidos. Rosselló González es el actual director ejecutivo de la Comisión de Estadidad y quien ha llevado reclamos de igualdad ante varios foros nacionales e internacionales. 

“Puerto Rico ha progresado mucho. Fue con la llegada de los Estados Unidos que comenzó nuestro sistema de educación, nuestro sistema de salud, la construcción de escuelas, de universidades, etc. El problema principal es que hemos avanzado en todos estos parámetros menos en el más importante, que es el actual estatus colonial. Este es el reclamo constante del gobernador Ricardo Rosselló tanto en Casa Blanca como en el Congreso federal, que seguimos siendo una colonia porque carecemos de poderes políticos a nivel federal. Que somos pobres porque carecemos de los poderes más básicos de una democracia: el poder de votar por los funcionarios que nos representan ante el Congreso y el Ejecutivo. La colonia nos está estancando”, sentenció Rivera Marín, y agregó que el reclamo ante la ONU y otros foros internacionales se trata de derechos civiles para los 3.4 millones de puertorriqueños, ciudadanos americanos residentes en la isla.  

Asimismo, el funcionario destacó: “La Declaración de Derechos Universales trata del derecho a la dignidad, trabajo digno, e incluye el derecho a la libre determinación de un pueblo. Aquí tenemos una situación de derechos civiles que ni siquiera somos miembros de la ONU. Nuestra gente no tiene los instrumentos necesarios en la Nación ni la representación  con voz y voto en el Congreso, que aboguen y luchen por nosotros, no podemos votar por el Presidente, no podemos entrar en acuerdos porque para eso dependemos de los Estados Unidos, sujetos a las consecuencias, como es la Reforma Contributiva”. 

El pasado 9 de octubre, junto al exgobernador Pedro Rosselló González, Rivera Marín participó de una audiencia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que exhortaron a la Comisión de Interamericana de Derechos Humanos del organismo, a realizar una investigación in situ sobre la privación del voto de los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico.

Aprobado por la Comisión Estatal de Elecciones - CEE-SA-16-3903